1:12 p. m.

Y el cliente dijo "Sí"

Publicado por Rosanna Hernández |


Finalmente, y tras rebajar el presupuesto en casi 1000 eurazos, el cliente de la corporación aceptó el presupuesto y el trabajo salió adelante.

La negociación fue dura y yo no asistí porque estaba con la gripe y porque alguien tenía que quedarse a terminar todo lo que había pendiente. Mi socio se lució, la verdad sea dicha. Jugamos con las comisiones de las que disponíamos y también rebajamos una parte de nuestros honorarios. Siempre es mejor el 85% de algo que el 100% de nada.

Tuvimos que reducir el trabajo a la mitad (hablando de producción y de diseño) aunque los honorarios se mantuvieron prácticamente igual. Y el cliente firmó el boceto y el presupuesto. Parece una chorrada, pero si no has leído lo que pasó antes no sabes la satisfacción que sentimos al tener ambas cosas con un garabatito encima.

Ahora solo falta que nos paguen y, como es un trabajo a medias con otra empresa, una parte de los honorarios está ya asegurada.

Estoy completamente segura de que si esto nos hubiese pasado hace un par de años, no lo habríamos resuelto tan bien como hoy. Lo que quiere decir que

"No valen los errores en cabeza ajena"

Sólo valen aquellos errores de los que tú mismo aprendes, aún cuando piensas que ya has perdido la batalla.


1 comentarios:

Halo dijo...

tienes toda la razón, tienes que darte tu solito y a veces repetir para no caer en lo mismo.

Publicar un comentario