9:12 p. m.

Realmente "missing"

Publicado por Rosanna Hernández |



Ese es mi estado últimamente. Estoy totalmente out del mundo internetero propiamente dicho. Tengo el Facebook abandonado, en el blog apenas escribo y el correo personal es un cementerio de e-mails sin responder.

Pero estoy feliz y contenta. Aunque me paso el día colgada del teléfono y apenas tengo tiempo para diseñar, el trabajo va muy bien y nos están pidiendo cosas nuevas. Algunos pensarán que somos afortunados, pero yo pienso que nos lo hemos ganado tratando bien a la gente que ahora nos sigue llamando, incluso en esta época que tan dura está siendo para muchos.

Y para rematar, hemos recibido en esta semana unos piropazos profesionales que nos han subido mucho la moral. Yo creo, en mi humilde opinión (¡qué coñó! Este es mi blog y opino lo que me da la gana :D) que no soy tan buena como para lo que me han dicho, pero debe ser que yo lo veo desde dentro y desde fuera es más bonito. Ya os iré contando más sobre este tema si procede ;)

En fin, que sigo por aquí y os sigo leyendo a todos. ¡No me olvidéis!


9:16 a. m.

Sorteando obstáculos

Publicado por Rosanna Hernández |




La semana pasada tuvimos uno de esos días de estrés que te acaban dejando muerta. Habíamos quedado con un cliente para presentarle la web que le estábamos haciendo y por la mañana el panel de control empezó a dar fallos. Desde las 9.00 hasta las 17.30 estuvimos arreglando y parcheando para poder presentar y, aún así, seguía habiendo errores que no lográbamos descifrar.

Al final, por si en el ordenador del cliente pudiese dar esos fallos, imprimí unos pantallazos tanto de la web como del panel de control y me lancé al ruedo con la seguridad del que no la tiene: si salía algún problema ya lo solucionaría sobre la marcha.

Allí llegué yo y sólo estaba la jefa, que no entiende nada de ordenadores (bien!) y le expliqué un poco por encima cómo iba quedando todo. Cuando llegó la empleada encendí el ordenador y accedí mediante clave al panel de control maldito. Les enseñé lo bonito que estaba, lo bien y lo fácil que era y entonces... no ocurrió nada. Sorteé todos los errores del panel haciendo ver que cambiaba de sección o volviendo atrás en lugar de pulsar donde sabía que, efectivamente, iba a fallar.

El cliente quedó contento y la reunión salió bien. Al día siguiente por la mañana ya estaba todo solucionado y funcionando. Sólo hacía falta dejar reposar las ideas por la noche y despertarse con la solución.

Eso es lo que hace un buen gerente de cuentas: presentar bien el trabajo cuando es brillante y cuando es un agujero negro ;)


PD. no digo que yo sea una gerente de cuentas brillante, pero el tiempo te va curtiendo y, al final, aprendes :)

9:56 a. m.

Coincidencias

Publicado por Rosanna Hernández |





¿Coincidencia? ¡No lo creo!


La semana pasada mi marido y yo fuimos a comer a un restaurante que hay cerca de la oficina y a los 10 minutos de llegar, se sentaron a nuestro lado 8 personas, todas ellas de la misma empresa.

A mí me dió no sé qué y me puse a mirarlos de reojo. Me sonaban y no sabía muy bien porqué. Al final, entre deducciones y comentarios con mi marido, dedujimos que nuestros compañeros de comida eran los de la agencia que nuestra penúltima alumna de prácticas rechazó el pasado verano para venirse con nosotros.

Curiosamente, no nos conocíamos en persona (hasta ese día, claro), pero pasado un rato creemos que los jefes también nos reconcieron, ya que él dijo algo así como "aquí no se puede hablar de lo nuestro" sonriendo y mirando directamente a mi marido.

Realmente no tenemos nada contra ellos y creemos que ellos contra nosotros tampoco, pero la situación nos resultó tremendamente cómica.

Al llegar a la oficina, no pude resistir la tentación de ir a buscar su web y, efectivamente, encontrármelos allí :D


7:45 p. m.

¿En qué reunión se aprobó esto? (I)

Publicado por Rosanna Hernández |



Llevo un tiempo un poco off, pero he vuelto. Sí amigos, estoy aquí para deleitaros con gazapos descubiertos por una servidora (y sus dignos esbirros). Al igual que empecé la serie Gazapos Interneteros, aquí llega ¿En qué reunión se aprobó esto? y empezamos con este descubrimiento galáctico que hizo un amigo gracias a su hijo de 4 años.

Tenía este un caramelo que le había dado un amiguito del cole y le preguntó a su padre si se lo podía abrir. Éste, servicial como el que más, se lo abrió pero el crío lo dejó a un lado nada más chuparlo. "Está asqueroso, no me gusta" y ahí lo dejó. Cuál fue la sorpresa de mi amigo al volver a mirar el caramelo y encontrarse con esto:


atención al tamaño de los "colgantes" del animal

Sí amigos. Qué mejor que unas ricas pelotas de camello para darle como chuchería a un crío de 4 años. Y sin olvidarnos de "liquid filled". No me quiero imaginar de que líquido están rellenas... :S

¿Y esa cara del camello? Salido es poco para esos ojos que te miran como diciéndote "mira lo que tengo para ti..." ¡Puaj!

Tú, mente inocente, piensas "esto es un guiri espabilao que ha importado el producto pensándose que en Spain-is-different todo vale". Pero efectivamente, eres demasiado inocente y descubres que...





¡¡Está hecho en Murcia!!

En Molina de Segura, concretamente (al lado de un IKEA). ¿Pero qué mente perversa decide que lo mejor que se puede meter un crío en la boca es eso? Sí, ya sé que a los niños de esa edad les gustan las cosas escatológicas (tipo caca, culo, pedo, pis) pero esto roza los límites más perversos de la imaginación empresarial. Creo que serían dignos participantes de "El aprendiz" donde, por lo visto, se pasan las indicaciones del cliente por el forro de... las pelotas del camello ;)

En fin, gracias amigo-tú-que-sabes-quien-eres-y-que-lees-este-blog por la exclusiva.