7:29 p. m.

Cambiando de look

Publicado por Rosanna Hernández |


Esperamos que os guste el nuevo look del blog. Estábamos un poco aburridos de ver ese fondo tan oscurote y hemos cambiado la plantilla. Para futuros cambios haremos algo más original, pero de momento vayamos tomando asiento en el sofacito :)

12:00 p. m.

Tu logo me hace vomitar

Publicado por Rosanna Hernández |


Vomitar no es algo que haya llegado a hacer viendo un logo, pero tirarme de los pelos sí. Aquí os dejo en blog de unos chiquitos que pensaron igual que yo:



12:00 p. m.

Me encanta dar conferencias

Publicado por Rosanna Hernández |

El auditorio. El murmullo antes de empezar. La presentación interactiva. Los nervios de la reacción. Todo eso forma parte del ambiente previo a una conferencia o a una clase, pero por definición la conferencia promete ser más entretenida que una clase (aunque hay salvas excepciones).


El miércoles pasado me invitaron a dar una conferencia en mi universidad (ex-universidad) sobre la experiencia de haber fundado una agencia siendo ex-alumna (algo que todavía no es muy común dada la juventud de la licenciatura). Yo asistí a esas mismas conferencias cuando estaba en esas mismas clases y me gustaba que me contasen algo interesante y fuera de lo común. Por eso opté por explicar con un poco de humor y un mucho de realidad lo que ocurre en la calle una vez que sales de la facultad.

El grupo matinal era numeroso, alrededor de 100 personas. Empecé un poco nerviosa pero enseguida me metí al público en el bolsillo: algunos chistes medidos la noche anterior con mi socio causaron el efecto que esperaba. Planifiqué la presentación para meter las bromas y las payasadas (sí, hay que ser un poco clown para repescar la atención de la gente; y no es fácil) y lo conseguí mezclando experiencias profesionales y tintes personales que siempre funcionan porque el público se ve identificado.

El turno de preguntas siempre me da miedo porque hay cosas que no te apetece contestar y yo soy de las que tiende a irse un poco por las ramas, pero creo que lo salvé bien y no metí la pata. Respondí aquello que a otros les da reparo (asuntos sobre precios, por ejemplo) y a la gente le gustó ver sinceridad y transparencia.

A la gente le gustó y a mí me encanta hablar para grupos de gente. Me gusta que me presten atención. Sí, lo reconozco: ¡me gusta ser el ombliguito del mundo durante un rato! Aunque luego vuelvo a ser una chica de a pie :)

Otro día más

1:53 p. m.

Hoy, algo bonito

Publicado por Rosanna Hernández |


Bueno, llevo unos cuantos días un poco-mucho atareada, así que no he tenido apenas tiempo para dedicar a este, mi blog de pestes publicitarias ;).

Pero hoy vengo a contaros algo bonito. La última entrada fue algo oscura (había un pequeño Anakin creciendo dentro de mí), pero al día siguiente nos ocurrió totalmente lo contrario con otro cliente.

El cliente es una asociación de enfermos (enfermos de verdad, sin chistes) que tiene bastante presencia en todo el territorio nacional. Empezamos a trabajar con ellos hace más de un año al hacerles una web-portal para sus usuarios con contenidos interactivos y autoeditables y hace poco salió a la conversación que tenían muchos carteles antiguos y que ya no les gustaban; que les gustaría hacer algo nuevo para este año. ¿Y quién estaba ahí? ¡Nosotros!

//Inciso: a veces, empiezas a trabajar con un cliente para algo concreto, como puede ser una web y automáticamente te catalogan como "el de la web" sin saber que también te dedicas a otras cosas. Este era uno de esos casos. Fin del inciso//

Además de pedirnos presupuestos para una campaña lo hicieron también para un trabajo de ilustración bastante extenso. Ambos presupuestos fueron aceptados y la campaña ya se ha publicado, con un notable éxito en las acciones que se han llevado a cabo por el momento. Nos dijeron que había sido la campaña con la que más solicitudes habían recogido en toda su historia. ¿Increíble, verdad?

Estamos a la espera de que se publique el trabajo de ilustración también y nos han pedido algunas otras cosillas accesorias para la campaña que no estaban incluidas al principio.

Estos clientes son de los que da gusto. Tú les dicen lo que tienen que hacer con su publicidad y/o comunicación y ellos acatan tu criterio. Y te felicitan cuando las cosas salen bien, cosa que no todo el mundo hace.

El próximo día, más cosas divertidas :)

7:13 p. m.

Atrevida ignorancia

Publicado por Rosanna Hernández |


La semana pasada fuimos a presentar un plan de acción para 6 meses en comunicación interna y externa para una asociación. El presupuesto estaba aprobado y nosotros íbamos, triunfantes, a explicar el desarrollo del trabajo.

La junta estaba reunida en pleno cuando llegamos (¡Qué suerte! Estaban todos) y empezamos a exponer el plan de unos 30 epígrafes. Lo hice rápido y directo pero cuando iba por el punto 23, uno de los miembros de la junta suelta:

"Oye, para poner un logotipo en un papel, no hace falta que vengáis vosotros. Eso lo puedo hacer yo con mis amigos"
Con eso de "poner el logotipo en un papel" se estaba refiriendo a la implementación de la imagen corporativa en un sistema ofimático de plantillas automatizado. ¡Ahí es na! 

Os podéis imaginar la cara que se me quedó cuando oí eso de parte de un profesional (ajeno a mi campo, pero profesional en todo caso) acostumbrado a que pseudo-personajes se hagan pasar por expertos en su sector.

Mi cara era un poema. Cuando vas a una reunión para discutir algo, te la preparas y estás atento a los argumentos del contrario. Pero cuando vas como fuimos nosotros, tan tranquilos y relajados, y de repente empiezan a caerte ostias por todas partes, el estupor en tu cara es imposible de ocultar.

Os reproduzco otras lindezas que aquel buen hombre soltó:
  • "Yo lo que quiero es un trabajo profesional y no esto" (un plan de 30 puntos)
  • "Yo soy un hacha haciendo páginas web" (un blog gratuito escrito en comic sans)
  • "Si vosotros venís aquí para darnos más trabajo, entonces no entiendo a qué venís" (elaboración de un boletín mensual para los asociados por nuestra parte)
Y algunas otras cosas que, sin la conversación pertinente, no tienen tanta gracia.

En resumen, había 4 personas de la junta a favor del plan y una en contra. Pero con lo bravucón que era, casi se los merienda a todos y nos deja allí en bragas.

Hubo un momento en el que pensé seriamente en levantarme e irme, dejándole allí plantado con su "saber hacer y el de sus amigos", pero pensé en el dinerito mensual y lo bien que nos va a venir y me mordí la lengua. Casi me enveneno. Menos mal que estaba mi socio allí y salvó la situación, porque a mí en esas tesituras, se me comen. Lo reconozco, soy así.

Y esto me hizo pensar en lo que se parecen las palabras ignorancia y arrogancia. Si os fijáis, muchos de los que pecan de lo primero, pecan también de lo segundo, como este buen hombre que, aun siendo universitario titulado con doctorado decide despreciar el trabajo profesional de otra persona.

Ya os contaré en próximas ediciones la evolución del trabajo. 

Continuará...


1:12 p. m.

Arrova

Publicado por Rosanna Hernández |






Parece un chiste pero no lo es. Esta empresa se llama Arrova (sí, con V), y creo que el nombre les da algunos dolores de cabeza. Aún así, no se olvida facilmente y su buen trabajo tampoco. Hacen impresión digital y expositores para ferias y están en Elche (Alicante). Sirven a toda la península en un mínimo de 48 horas.

Su propio eslogan reza:

"Causamos buena impresión"

... y es realmente cierto. Siendo clientes primerizos nos han tratado fenomenal, con mucha rapidez y con un acabado realmente bueno. Valga decir que los precios son muy competitivos.

Pues eso, que os animo a llamarles si necesitáis algo así www.arrova.es



1:12 p. m.

Y el cliente dijo "Sí"

Publicado por Rosanna Hernández |


Finalmente, y tras rebajar el presupuesto en casi 1000 eurazos, el cliente de la corporación aceptó el presupuesto y el trabajo salió adelante.

La negociación fue dura y yo no asistí porque estaba con la gripe y porque alguien tenía que quedarse a terminar todo lo que había pendiente. Mi socio se lució, la verdad sea dicha. Jugamos con las comisiones de las que disponíamos y también rebajamos una parte de nuestros honorarios. Siempre es mejor el 85% de algo que el 100% de nada.

Tuvimos que reducir el trabajo a la mitad (hablando de producción y de diseño) aunque los honorarios se mantuvieron prácticamente igual. Y el cliente firmó el boceto y el presupuesto. Parece una chorrada, pero si no has leído lo que pasó antes no sabes la satisfacción que sentimos al tener ambas cosas con un garabatito encima.

Ahora solo falta que nos paguen y, como es un trabajo a medias con otra empresa, una parte de los honorarios está ya asegurada.

Estoy completamente segura de que si esto nos hubiese pasado hace un par de años, no lo habríamos resuelto tan bien como hoy. Lo que quiere decir que

"No valen los errores en cabeza ajena"

Sólo valen aquellos errores de los que tú mismo aprendes, aún cuando piensas que ya has perdido la batalla.


6:03 p. m.

Por si no recuerdas donde tienes una tipografía...

Publicado por Rosanna Hernández |



Es que me ha encantado. Siempre he querido tener algo así por si las moscas...





Ha sido visto en Microsiervos

6:17 p. m.

Gripe"

Publicado por Rosanna Hernández |


No es buena idea trabajar con gripe por los siguientes motivos:

  1. Tienes la cabeza como en el espacio exterior y encontrar un sinónimo es como buscar el santo grial (un saludo a Robert Langdon)
  2. Tienes que tener un antiestético rollo de papel higiénico en la mesa (trabajar con mocos en la mano es muy incómodo)
  3. Y la pantalla salpicada de gotitas de baba y/o mocos de tos/estornudo crea unos efectos sobre el diseño extraños (no hago más que quitarlas, pero vuelven a salir...)
Es lo que tiene ser el jefe, que para ti no cuentan las enfermedades. Aunque te estés muriendo siempre te dirán "pero para mañana lo puedes tener, ¿no?"



6:32 p. m.

Es que no aprendemos...

Publicado por Rosanna Hernández |


Pendiente de un hilo estamos con la mentada corporación de la que hablaba en un post anterior...

A veces parece que no aprendes con las hostias que te dan y luego, reviviendo las escenas en tu cabeza dices "por qué no le habré contestado tal o cual...". Pero en realidad no somos tan valientes como nos gusta imaginarnos o, por lo menos, no lo somos cuando nos hace falta conseguir o conservar el cliente.

Sólo una vez le he dicho a un cliente lo que pensaba y fue porque se autodefinió a sí mismo como "un hombre muy machista". A partir de ese momento, la relación comercial fue en declive porque yo no podía ocultar mis dos tetas y él no podría reprimir su retrógrada forma de pensar.

Volviendo al tema de la corporación, atentos a la conversación:
  • Bueno, pues lo que voy a hacer es presentar esto (el diseño y el presupuesto) a los de arriba y ya os diré algo
  • Está bien, pero necesito que me firmes el diseño, ya que no tenemos ningún presupuesto firmado
  • (el responsable con cara de póquer...)
  • Hombre, tú trabajas en esto. Lo tienes que entender
  • (cara de más póquer...)

Después de esa conversación (tensa conversación) aún hemos tenido que disculparnos afanosamente porque el buen hombre nos acusaba de no confiar en él (y en la corporación). Por poco nos da puerta. Le hemos hecho entender que no iba con él, que nosotros trabajamos así (que es la verdad) pero no atendía a muchas razones.

Finalmente, hemos conseguido que se calmara, que aceptara quedarse con el boceto de la discordia y despedirnos en paz "como buenos amigos".

Tres horas después, hablamos con el contacto que nos consiguió el trabajo (que aún no tenemos) y nos dice que el responsable no está seguro, que es muy caro, que los de arriba no se lo van a aceptar...

Te sientes bien cuando las cosas van bien, pero cuando te tratan como a un miserable principiante y te acaban colando un gol (porque creo que nos lo han colado) te dan ganas de pegarle una patada en salve sea la parte al que no te respeta...

Continuará...



Por cierto...

Sé que no está bien visto eso de criticar, malmeter o quejarse de las cosas que a uno le pasan en su blog. Podría decir como Umbral, que yo he venido aquí a hablar de mi libro. Pero lo cierto es que cuento estas cosas porque me gustaría que alguien aprendiese de mis errores y que, cuando intenten colarle un gol al susodicho, se acuerde de este humilde sitio de internet donde intentaron avisarle...

10:43 a. m.

Sin dejar atrás las viejas costumbres

Publicado por Rosanna Hernández |


Cuando eres estudiante y terminas los trabajos el último día te dices : "Cuando termine los estudios esto ya no me va a pasar".

El primer día que te quedas hasta las 5 de la mañana para terminar un informe o un diseño o un "loquesea" te das cuenta de que nunca dejas de ser estudiante...