8:01 p. m.

El Tomate ha muerto

Publicado por Luis M. |


Hoy Telecinco ha anunciado que retira "Aquí hay Tomate" de su programación tras 5 años en antena. Dicho final tendrá lugar el próximo viernes 1 de febrero 2008.

Como profesional de la publicidad debería apenarme porque se pierde un gran soporte ideal para vender cualquier cosa a nuestras queridas amas de casa. Un programa con un share abrumador y líder en su horario. Pero como ciudadano, me alegro profundamente.

No voy a hacer leña del arbol caído, pero creo que es la mejor noticia para la televisión en España de los últimos años. Por fin un rayo de esperanza para los contenidos de calidad y una buena bofetada para la telebasura.

10:57 a. m.

El buen jefe

Publicado por Rosanna Hernández |

Bueno, por lo visto, la dirección de una empresa tal y como la entendemos en la agencia es la menos habitual.

Todo el mundo conoce a muuucha gente que tiene un "jefe cabrón" aunque al parecer es mucha más gente de la que yo pensaba. Quizá el movernos en un mundo donde la participación es tan importante (la publicidad) me hacía tener una visión sesgada del asunto.

Le he contestado a la gente de Al otro lado del mostrador que siento mucho haber ofendido a los que se han dado por aludidos, pero el caso es que jefes como yo seguro que también hay muchos y que "ser jefe" no es necesariamente ser un imbécil montado en el dólar que conduce un BMW y vive en un ático. Yo no tengo ninguna de esas cosas (y lo que me falta....).

En fin, la máxima del día es "no trates a los demás como no te gustaría que te tratasen a ti". Si todos escuchásemos un poco más y nos mirásemos el ombligo un poco menos, el mundo iría mejor.

1:15 p. m.

El Profesional Informático

Publicado por Rosanna Hernández |

Hoy he leído dos anotaciones en dos blogs distintos sobre lo duro que es a veces ser ingeniero informático.

La primera, como bien destaca su titular, se refiere básicamente a que los jefes, como no saben hacer otra cosa (pobrecitos), se dedican a complicar la existencia en lo que a informática se refiere a sus empleados, concretamente usando hojas de cálculo interminables para tareas que podrían solucionarse mejor con otras aplicaciones.

He de decir que el post no está, ni mucho menos, fuera de la verdad. Es cierto. Muchos "jefes" o altos ejecutivos tienen carencias a la hora de usar aplicaciones como Office u OpenOffice. Y también estoy de acuerdo en que si tienen tantos masters bien podrían haber hecho un curso de ofimática. Pero también he de decir que los mejores empleados son justamente aquellos que proponen soluciones a los problemas de efectividad en el trabajo. No sirve quejarse si no se propone una solución y más cuando el problema es de la gestión informática de los archivos. El jefe no es el demonio y si le hablas con respeto y una buena base fundada sobre el problema o la solución, tranquilo que te escuchará.

La segunda anotación versa sobre las 5 frases más odiadas por los informáticos. También es real como la vida misma. Básicamente viene a decir que no son los "chicos para todo" y sobre todo, que no hacen su trabajo por amor al arte.

Personalmente creo que el problema es que, en un mundo donde todo el mundo toca un ordenador, todo el mundo se cree con derecho a opinar sobre el trabajo de un informático. Pero no sólo sobre el suyo, sino sobre el de TODOS.

Nosotros en la agencia tenemos que soportar innumerables cambios, puñetas y "cambiamé esto por aquello porque es más bonito" que nos suponen un trabajo extra. Y no por eso pensamos que todos los clientes son unos imbéciles. Simplemente no conocen el campo en el que trabajamos y a veces opinan sobre cosas que no dominan bien. Y no por ello hay que privarles del derecho a que digan lo que piensan, más que nada porque ellos son los que pagan y el trabajo, al final, es suyo.

Y es que creo... No, SÉ que la labor de un informático no es dedicase sólo al equipo informático, al mantenimiento o a las redes. La tarea más importante es ENSEÑAR a sus compañeros y a sus jefes (sobre todo a estos) que las cosas se pueden hacer mejor de otra manera, que existen otros programas a parte de la hoja de cálculo y que ellos no son "el informático", sino la persona que va a hacer más sencilla su vida laboral si le escuchan bien. Y con eso no menosprecio su trabajo, lo ensalzo porque enseñar es la tarea más difícil de cuantas puedan llevar a cabo. Por eso es la que más pereza da... :)

8:27 p. m.

Buen rollito universitario

Publicado por Luis M. |

Ahh... Que tiempos aquellos en la universidad. Este vídeo te alegra la vida un rato. Recomendado para procrastinar.



Visto en despuesdegoogle.com

6:48 p. m.

Trabajar mejor

Publicado por Rosanna Hernández |

El espacio de trabajo del que dispones es tu mejor aliado. No sólo hablando de la potencia de la unidad que tengas (pc o mac). La pantalla es muy importante y no vale cualquiera para cualquier cosa. Y el entorno mejor no descuidarlo: mesa, silla (importantísima), mouse, tableta gráfica, impresora...

Os cuento esto porque hoy nos hemos dejado una pasta en una pantalla nueva (para mi) y un sillón para Luis M. Y es que te duele, porque dices "mira que gastarme este dinero con lo que me cuesta ganarlo en una silla...", pero claro, esa es la silla en la que vas a pasar entre 8 y 12 horas al día los próximos 5, 6.. quizá 7 años... La que tenía Luis hasta ahora hemos mirado cuándo fue construida y pone que en 1988!! Creo que 20 años son suficiente vida útil para un sillón de despacho (y ese fue de segunda mano...).

Echándo un cálculo interesante:

  • pongamos que el año laboral de un autónomo tiene 261 días útiles (sólo le he quitado los fines de semana y gracias)
  • y poniendo de media unas 10 horas al día (algunos días 6, otros 8 y otros 12),
  • en un año pasaríamos sentados en ella unas 2610 horas.
  • Si suponemos que la silla nos va a durar unos 7 años (pondría 10 pero no me atrevo con eso de la obsolescencia programada...), en todo ese tiempo pasaríamos 18270 horas con las posaderas acomodadas delante del ordenador...
  • Lo mismo lo podemos usar para la pantalla
  • Ese tiempo (18270 horas) viene a ser un poco más de 2 años enteros... Qué vértigo...

Pero en fin, más vale gastarte ese dinero en algo que va a hacer tu vida laboral mejor y más cómoda que en cualquier chorrada que al final va a ser "otro trasto" que tengas por ahí en medio.

Jejeje, qué bueno! Me acabo de dar cuenta de que si de 7 años pasamos dos enteros trabajando todavía nos quedan otros 5 libres! :)

*Tanto trabajo de golpe no puede ser bueno...

4:42 p. m.

Desconectar

Publicado por Luis M. |

Los publicistas tenemos un problema: para nosotros es muy dificil dejar de pensar en nuestra profesión.

No digo nada nuevo si afirmo que el mundo que nos rodea está plagado de publicidad. El que no lo crea que mire ahora mismo a su alrededor y me diga cuantas marcas o anuncios es capaz de ver sin moverse de donde está.

Por no hablar de los medios de comunicación: enciende la tele y verás anuncios interrumpidos sólo de vez en cuando por algo de contenido adictivo e inconcluso para obligarte a quedarte a ver más anuncios hasta la próxima dosis de tu serie o programa favorito.

A veces pienso en islas desiertas o en la vida rural. Pero entonces me doy cuenta de que si me escapo de la publicidad me voy a perder mi dosis de vida moderna que tanto necesito. Entonces, respiro hondo, y para despertar de la pesadilla, apago mi I-Pod, y lo dejo al lado de mi portátil Acer. Me levanto, voy a mi nevera Whirlpool y cojo una Heineken. Voy a mi salón a sentarme en mi sofá Ikea, enciendo mi televisión Sony y por fin me pongo a ver en Digital + un rato de agradables anuncios a ver si así puedo dejar de pensar en marcas comerciales.

10:24 a. m.

Insistir

Publicado por Rosanna Hernández |

El secreto de la gerencia de cuentas es... insistir. Sí. Nada más y nada menos. Para muestra un botón:

Hace como un mes que persigo a un posible cliente para una página web corporativa, sencillita, nada del otro mundo. Pues cada vez que le llamo, o no tiene tiempo en ese momento para reunirnos o es Navidad y está muy ocupado o está todo el día liado con reuniones...

Yo comprendo que hay veces que lo que quieres es quitarte "al comercial pesado de turno" de encima, más que nada porque yo también lo hago. Pero también creo que hay que saber dónde y con quién insistir.

Y sobre todo, me gustaría que los clientes que realmente no quieren el servicio o que no están convencidos de la propuesta sean sinceros y me lo digan. Es algo que no comprendo en el mundo comercial esa manía de estirar un intercambio de llamadas hasta el infinito para al final decirle al comercial que no.

Conclusión: Si te gusta di que sí y si no te gusta, dí que no. Pero no digas "vuelve a llamar en otro momento" :)

2:05 p. m.

Buenos propósitos

Publicado por Luis M. |

A ver si a la tercera va la vencida y no abandonamos este bonito proyecto bloguero...

Dicen que lo más difícil de un blog son las primeras 100.000 entradas, que todo es más fácil después de eso... Aún nos falta un par de entradas para llegar a esas cifras.

Aquí ilusión no nos falta, no sé qué me pasa a la hora de bloguear. Supongo que es falta de costumbre, porque la falta de tiempo no es excusa... No porque me sobre tiempo, sino porque prefiero evitar caer en la tentación de buscar excusas.

No sé si la clave es sentarse todos los días y comentar, como si esto fuera mi diario de abordo, lo que me ha pasado hoy en la agencia. Esto podría aburrir al personal, porque contrariamente al mito, las agencias de publicidad no dejan de ser oficinas corrientes y molientes. De vez en cuando hay destellos de humor, de creatividad, o de genialidad que te recuerdan que nuestra profesión es diferente. Pero el 95% del trabajo es de oficinista: papeles, llamadas, correos electrónicos, bocetos, frikadas varias, procrastinación, reuniones, más bocetos, más llamadas y más correos electrónicos. Lo normal hoy en día en una oficina corriente y moliente.

Volviendo al tema del blog. Quizá la clave esté en obligarme, cual periodista aficionado, a escribir sobre cosas interesantes, trabajando el tema, la forma, la redacción, etc para captar la atención del público y conseguir fidelizarlos. Pero esto sería en parte como seguir en la oficina, y a estas alturas de mi carrera ya no trabajo gratis...

Por último, creo que en el equilibrio está el éxito. A ver si es verdad que soy capaz de contar las cosas curiosas que se me ocurran o que ocurran por aquí sin aburrir al personal, pero sin ser tan perfeccionista para que no me entre una pereza terrible solo con oír la palabra 'blog'.

Lo dicho, a ver si a la tercera va al vencida...