4:42 p. m.

Desconectar

Publicado por Luis M. |

Los publicistas tenemos un problema: para nosotros es muy dificil dejar de pensar en nuestra profesión.

No digo nada nuevo si afirmo que el mundo que nos rodea está plagado de publicidad. El que no lo crea que mire ahora mismo a su alrededor y me diga cuantas marcas o anuncios es capaz de ver sin moverse de donde está.

Por no hablar de los medios de comunicación: enciende la tele y verás anuncios interrumpidos sólo de vez en cuando por algo de contenido adictivo e inconcluso para obligarte a quedarte a ver más anuncios hasta la próxima dosis de tu serie o programa favorito.

A veces pienso en islas desiertas o en la vida rural. Pero entonces me doy cuenta de que si me escapo de la publicidad me voy a perder mi dosis de vida moderna que tanto necesito. Entonces, respiro hondo, y para despertar de la pesadilla, apago mi I-Pod, y lo dejo al lado de mi portátil Acer. Me levanto, voy a mi nevera Whirlpool y cojo una Heineken. Voy a mi salón a sentarme en mi sofá Ikea, enciendo mi televisión Sony y por fin me pongo a ver en Digital + un rato de agradables anuncios a ver si así puedo dejar de pensar en marcas comerciales.

0 comentarios:

Publicar un comentario