6:11 p. m.

Casi lo tengo...

Publicado por Rosanna Hernández |



Bueno, no sé si os acordáis de esto que me pasó con un cliente que no era mi cliente. Aquello os lo conté el 28 de abril. Os voy a resumir en unos breves pasos lo que ha pasado:
  • Le escribí al propietario del dominio unas 5 o 6 veces y no obtuve respuesta.
  • Encontré una web que formaba parte del grupo original de empresas donde intenté buscar soporte técnico. No obtuve respuesta
  • Me reuní con el cliente para hablar y ver qué podíamos hacer. Allí encontramos buceando los datos del propietario de la empresa. Buscando más encontramos dos direcciones de correo electrónico. Le escribimos y no obtuve respuesta.
  • Insistí de nuevo con más correos y no obtuve respuesta
  • Finalmente, le envié el siguiente e-mail:

Estimado SEÑOR:

Soy Ana R., de la agencia de comunicacin XXXXX.

Lo primero que tengo que decirle es lo siento. Lo siento por perseguirle de esta manera, llegando hasta su nuevo puesto de trabajo, pero los múltiples contactos que intento establecer con usted parecen no dar frutos.
Imagino que ya saber todos los sitios a los que le he escrito (pasando por adm@EMPRESA.es, y llegando hasta SEÑOR@EMPRESA.net) y todas las cosas que le he contado. Si no lo sabe, es que mi trabajo de indagación se ha quedado corto y le animo a que me escriba para poder contárselo de nuevo.

A estas alturas, necesito saber si me proporcionará usted los datos del dominio
www.eldominio.com o si me autorizará una transferencia (con el AUTH-CODE) del mismo hacia mi registrador. Igualmente, necesito saber a qué cuenta de correo escribirle para que me conteste algo; sólo dígame "Sí, estoy aquí" o "No, ya no trabajo en EMPRESA" o "Yo tampoco consigo dar con usted o con la dueña del dominio", pero dígame algo, por favor. Me tiene usted en ascuas.

Como ve, ya me lo tomo con humor porque este debe ser el correo nº 15 que le envío entre unos y otros intentos :).

Por favor, respóndame. Tiene mis datos de contacto en la firma del correo.
Un saludo


Y esta vez sí que me contestó. ¡Y cómo! Me llamó a la mañana siguiente diciéndome que qué me pasaba, que si estaba mal o qué, que él me escribía y yo no le devolvía las respuestas. Que me había autorizado la transferencia del dominio 4 veces y no lo había llevado a término... En fin, le dije que no habíamos recibido ninguna respuesta por correo electrónico (y puedo contar 5 direcciones diferentes que tenía a su disposición para ponerse en contacto con nosotros) y que lo lamentaba, pero que yo no estba cobrando nada de este tema y que quería terminarlo tanto como él. Así que se relajó, me generó el Auth-Code del dominio, me lo dictó y se despidió. Gracias a Dios, el correo al que llegaba la petición existía y sabíamos quién era el propietario. Todavía no tenemos el dominio (toquemos madera), pero el proceso de transferencia se inició, en principio, con éxito.

Al final, pensando pensando, llegué a la conclusión de que los correos de la empresa de este tío habían sido incluidos en alguna lista de SPAM y que por eso no recibíamos nada. El tío, claro, estaba cabreado como un mono, pero la culpa no era nuestra, sino suya por no darse cuenta antes de que había un problema.

Estoy en un ¡ay! con este tema, como no se resuelva pronto, me muero.

Rezad por el dominio.


4 comentarios:

Halo dijo...

suerte

ChusdB dijo...

¡perseverante...a lo mejor te estás ganando un puesto de detective o de "la Santa Rita de la empresa"!(no se enlaza, te lo envío ,de todas formas,http://www.autorescatolicos.org/felipesantosfabulasantarita.htm je, je)

Señor Werty dijo...

Dominio nuestro que estás en la red, haz presencia de una vez...

sau2

Lorena dijo...

Chica, cada uno pasa el tiempo como puede, unos juegan al golf, otros buscan dominios... Muy respetable tu afición, oye... :-)

Publicar un comentario