10:54 a. m.

Reunión Nacional de Comunicación

Publicado por Rosanna Hernández |


La semana pasada asistí a mi primera reunión nacional de comunicación para uno de mis clientes. Como nosotros somos quienes les llevamos el tema y no hay nadie interno para esto, nos enviaron de avanzadilla.

De entrada, llegué tarde porque hubo una avería en el metro. Pero como había otro que también faltaba, no pasó nada. La recepción fue un poco fría por parte de las 9 personas que había allí, pero siendo desconocida y metiéndome en su grupo, no pretendía gran efusividad.

Empezó la reunión con el repaso del acta y del plan de comunicación, pero directamente se sugirió comentar los temas necesarios y no repasar una y otra vez el mismo esquema.

Yo estaba allí de observadora (al menos por la mañana) ya que no sabía muy bien por dónde iban los tiros, pero la sensación que tuve fue extraña. Daba la sensación de que a aquellos pobres les echaban encima todo el trabajo que no sabían quién tenía que hacer. Esa sensación se confirmó a lo largo del día y durante la comida, donde algunos se explayaron con todo lo que tenían a su cargo.

Pero lo que más me sorprendió fue cuando por la tarde se habló de la captación de nuevos socios y las cosas que se podían hacer para fomentar este aspecto. La frase que dijo uno de los presentes fue:

"Eso es, en realidad, un trabajo de marketing; y nosotros no hacemos marketing y mucho menos publicidad propiamente dicha"



Se me cayó el alma a los pies. Cerciorarse de que alguien de comunicación no contempla ni de lejos el marketing y mucho menos la publicidad me pareció deprimente. Básicamente porque el trabajo de un comunicador consiste en informarse, aprender y desarrollar acciones para promocionar y dar a conocer su producto/empresa/asociación.

El problema (y lo siento si alguien se ofende) es que todos los que estaban allí eran periodistas y no publicitarios, por lo que la visión de comunicación se ve limitada a "comunicación periodística" y no a "comunicación global". No quiero decir que un periodista no pueda desempeñar bien estas tareas, pero obviamente en el grupo en el que estaba se escudaban (con un poco de razón, todo hay que decirlo) en que ya tienen suficiente trabajo como para ocuparse además de hacer publicidad. Yo creo que estos temas van juntos, no cada uno por su lado y que el que se ocupa de una cosa debe ocuparse también de la otra.

En cualquier caso, aproveché la coyuntura y les dí unas cuantas ideas; las justas para que les interesara pero suficientes para que me pidieran el trabajo a mí si era necesario (yo trabajo para mi cliente, no para el grupo nacional, en realidad).

Creo que dejé el pabellón de la publicidad bien alto aportando algo de sangre nueva a un grupo un tanto estático. Ya os iré contando qué cosas salen de ahí.



2 comentarios:

Halo dijo...

¡ole tú!. es la eterna disputa. periodistas que solo manejan información y pasan de todo pero reivindican su puesto en comunicación... coño ya que hay que generar, motivar, lanzar... en fin... que no sigo que me indigno...

Ana R. dijo...

@Halo: Te comprendo. Yo también me caliento cuando hablo de este tema :D

Publicar un comentario