5:38 p. m.

Poniendo la otra mejilla

Publicado por Rosanna Hernández |




Venía caliente hace un rato, pero después de comer se me ha pasado el cabreo. Resulta que antes de ayer tuvimos un acto para un cliente por el Día Mundial del SIDA que, modestia aparte, salió redondo.
  • Más de 200 asistentes (por la mañana en un día de diario)
  • 7 apariciones en prensa escrita
  • 2 entrevistas en la radio
  • 1 tele local
Vino el alcalde del municipio en cuestión y tres concejales que se querían apuntar el mérito. Hicimos un lazo gigante que la gente pintó con pintura de manos, hicimos chapas personalizables para la gente joven, hicimos pulserillas de hilo rojo para hacer lacitos cool y, como gran fin de fiesta, una suelta de 600 globos rojos rellenados pacientemente con helio.

Y hoy, la directora de la oficina del cliente ha recibido una llamada del vicepresidente del consejo echándole la bronca por haber hecho una actividad como esa a sus espaldas (cuando es totalmente falso) y dejando entrever que no se pueden tener iniciativas sin contar con el consejo.

Obviamente, el trasfondo de esta bronca es mucho más largo y no os voy a aburrir con él, pero es la primera vez que nos echan un puro (aunque sea indirectamente) por haber hecho las cosas bien. Básicamente, el consejo quería ponerse la medalla pero "como estaban muy ocupados con sus cosas para asistir" y luego hubo muchas fotos, prensa y demás, ahora están rebotados porque alguien más haga las cosas bien...

Vivir para ver...



2 comentarios:

Lorena dijo...

¿Nunca has oído lo de "Si no puedes ayudar, molesta... lo importante es participar"? Pues eso... :-D

Ana R. dijo...

@Lorena: también me gusta la frase "Si no puedes mejorar el silencio, cállate", pero me apunto la tuya ;D

Publicar un comentario