12:02 p. m.

Extraños gustos

Publicado por Rosanna Hernández |



No deja de sorprenderme lo que alguna o mucha gente considera "bonito". Lo digo porque colaboro con una amiga en un negocio que tiene montado de artesanía y le hago los patrones de punto de cruz que sus clientas le piden. Es un trabajo de diseño simple: escanear la foto, un poco de retoque de color, pasada por el programa del patrón e impresión del esquema. Yo le cobro poco y ella tiene contentas a sus clientas porque los trabajos son de más calidad que los que se suelen encontrar por ahí.

El caso es que, al margen de anécdotas varias (como que una señora trajo la foto de su perro enmarcada en 40x30cm porque era en la que salía más guapo o_o ?¿?¿) ya he hecho unos 4 ó 5 trabajos de gente muerta. Sí, a la gente le gusta bordar en punto de cruz a sus seres queridos ya fallecidos. A mí me da un poco de grima, porque cuando da la casualidad de que me encuentro con el cliente final me cuenta con todo lujo de detalles cómo murió el retratado en cuestión. Y la verdad es que yo no sé dónde meterme.

La más llamativa fue una señora que quería un patrón con la foto de su hermano muerto hacía 25 años a los 11 años de edad junto con la foto actual de su hija de 11 años también. Realmente macabro, ¿no creéis?



2 comentarios:

Una mamá (contra) corriente dijo...

Joer, qué yuyu!!

nus dijo...

Jajaja. Yo tengo otra idea igual de macabra pero más divertida: hacer retratos a punto de cruz de sus parientes vivos ¡pero en versión zombie!

Publicar un comentario