5:30 p. m.

La cerveza que yo no bebo

Publicado por Rosanna Hernández |



Ayer, un día lluvioso y desagradable, mi marido y yo nos tropezamos con un encuestador que parecía serio. Nos dijo que el tema de las encuestas era sobre cerveza y nos invitó a pasar. Como no teníamos prisa, entramos a la cafetería dónde tenía instalado el chiringuito.

Así de pronto, nuestra profesión (publicistas) no le venía bien, así que decidió que éramos funcionarios los dos. ¡Zas, patada a los datos estadísticos! Luego a mí me puso 4 años menos de los que tengo y se ofreció a "rellenarme la encuesta" él mismo, sin preguntarme nada, por supuesto. He de decir que me dio pena de verdad porque yo no bebo cerveza. Nunca, never, jamás. Le dí mi nombre y mi teléfono por si llamaban para comprobar y cuando mi marido terminó, nos fuimos.

En esta encuesta participaban marcas como Heineken, Buckler, San Miguel, Mahou, etc. Seguramente a la empresa que hace el estudio le pagan una pasta por las encuestas y los datos estadísticos. Y seguro que al tío que tienen pringando bajo la lluvia le pagan una miseria (no me cabe la menor duda).

Y lo que es mejor: esos datos decidirán futuras inversiones de esas y otras marca de cerveza porque un encuestado funcionario que no es funcionario ha dicho A cuando, sin ser agobiado por el encuestador habría dicho B. Bueno, yo no tuve ni oportunidad de decir nada :D

Ironías de la vida...

1 comentarios:

Walewska dijo...

Ostras qué surrealista... luego es lo que dices, hablan de las encuestas en todos sitios, de cualquier cosa, y parecen palabra de dios. Luego ves las miserias que las rodean y tienes un poco menos de fe... Yo tampoco bebo cerveza, never, jamás, y lo mejor es que trabajé un tiempo en una cervecera. Sólo bebía por trabajo y en horas de curro. Se lo digo a la gente y se descojona, pero es la pura realidad.

Publicar un comentario