12:05 p. m.

Revolución deportiva

Publicado por Rosanna Hernández |

Este fin de semana han concluido los Juegos Olímpicos de Pekín con algunas estrellas rutilantes (Michael Phelps, Usain Bolt, Rafa Nadal...) que a partir de ahora tendrán mucha más atención mediática y contratos publicitarios (más de los que ya tenían, quiero decir...). Pero... ¿dónde nació el patrocinio de las estrellas deportivas? Y aún más importante ¿quién lo inspiró? Os lo voy a decir, no sin antes contaros porqué lo deduje.


Este sábado por la noche echaron en TeleDeporte el partido España-USA de los Juegos Olímpicos de Los Ángeles '84 a modo de homenaje, ya que el domingo se jugaba el mismo partido en Pekín' 08. Viendo el partido, lo que puedo recopilar es lo siguiente:


  • El partido constaba de dos mitades de 30 minutos (no 4 cuartos de 15 minutos que después se haría para agilizar el partido y favorecer la venta de espacios publicitarios)

  • Los jugadores no llevaban el nombre en la camiseta (me perdía todo el rato con los comentarios...) y los rótulos infográficos eran prácticamente inexistentes por la tecnología

  • La indumentaria que llevaban dejaba bien poco a la imaginación y Fernando Romay no parecía el mismo hombre que después vi el domingo comentando el partido ;)

  • Y, lo más importante, un jovencísimo Michael Jordan (estrella por entonces de los Lakers aunque virtualmente vendido ya a los Bulls) empezaba a despuntar y los comentaristas españoles le señalaban como futuro rival en cuestiones de famoseo de Michael Jackson.

Y ahí tenéis la respuesta: Michael Jordan. Sí. El señor Jordan es el paradigma del deportista-estrella y no sólo porque fuese un crack, sino porque nunca se vio mezclado en temas de drogas o escándalos (salvo excepciones en las que acabó llevándose la razón). Revolucionó su deporte, por ejemplo inventando un mate.


Michael Jordan impulsó el marketing deportivo hasta límites insospechados, llegando a tener unas zapatillas con su nombre, las famosísimas "Air Jordan". La venta de camisetas con el nombre es sólo la punta del iceberg. Nike creó para él su propia línea de ropa, por ejemplo...


¡Ay! ¡Qué haría David Beckham sin sus camisetas nº 23 en homenaje a Michael Jordan!

1 comentarios:

nus dijo...

Ciertamente Jordan fue un crack tanto en la cancha baloncestística como en la publicitaria. En estas olimpiadas si ha habido un caso de patrocinio deportivo bien aprovechado a sido el Puma. Creo que todos hemos visto a Usain Bolt paseandose con sus zapatillas doradas en la mano:
http://suelasdegoma.blogspot.com/2008/08/puma-cell-meio-usain-bolt.html
Esta claro que no hay nada como saber a quién arrimarse.

Aparte de eso ¡pedazo de partido que jugó España! Sólo nos faltó tener las condiciones a nuestro favor. Tenemos una medalla de plata y un equipo de oro (¿se nota que me caen muy bien estos chicos?).

Publicar un comentario