9:40 a. m.

Funcionamiento vs. funcionalidad

Publicado por Rosanna Hernández |



Tengo un amigo (bueno, es amigo de mi marido) que es un brillante programador. Y llevamos 4 años manteniendo la misma discusión: que una web funcione correctamente no quiere decir que sea funcional. Es decir, él aboga por el funcionamiento puro y duro del sistema de bases de datos, la seguridad anti-pirateo, etc. Y yo, aparte de querer todo eso, quiero que el aspecto y la experiencia del usuario sea agradable y fácil de entender.

Él, como es un chico listo, lo entiende aunque no lo pone en práctica todo lo que podría. El problema es que hay un gran sector de profesionales de su campo (mayoritariamente informáticos, ingenieros informáticos o técnicos de programación) que no piensan demasiado en el usuario final a la hora de programar una web o una aplicación de escritorio. Esto es algo común en todas las profesiones (eso de usar palabros técnicos con los legos lo hacemos todos) pero en este caso es hasta peligroso.

El primer programador con el que trabajamos en la agencia era aún universitario y por lo visto el primero de su clase. Sin embargo, el trabajo que nos hizo carecía por completo de esa visión para el usuario. Por ejemplo, él programaba la web y decía "funciona perfectamente", pero no la probaba en Internet Explorer, sólo en Firefox. Resultado: problemas en IE "a cascoporro".

//inciso// Está muy bien que las cosas funcionen en Firefox y que sea en navegador más seguro, pero hay una gran mayoría de los usuarios que utilizan IE, con lo que tienes que comprobar que funciona en todos, no sólo en el que usas tú.//fin del inciso//.
El caso es que nosotros nos hemos especializado en explotar ese campo, el de las webs autogestionables y fáciles de entender. Y lo digo porque hace poco hemos empezado a trabajar en una web multiusuario (de una federación nacional) gestionando los contenidos (el diseño lo han hecho otros) y es la cosa más antipática que te puedes echar a la cara: han cogido el panel de administrador de base de datos y han creado cuentas de usuario, con lo que hay literalmente cientos de opciones para toquetear que el usuario no entiende y que pueden hasta estropear todo el trabajo de la web.

Y les han cobrado una pasta.

Pero eso a mí me da esperanzas, ya que hemos descubierto que somos buenos en ese campo, ya que aplicamos el desarrollo web con la forma de trabajar de la publicidad, es decir, con la visión para el usuario final.

Próximamente, manuales de instrucciones :D

2 comentarios:

Adrian E.G. dijo...

Programadores... son casi todos amables y son todos cerebros privilegiados. Pero es verdad que muchas veces parece que algunos programan para otros programadores, y no para usuarios finales. Es como si Renault vendiese F1 en sus concesionarios del barrio. Son máquinas fantásticas, pero la señora Pepi del 3ºA o Manolo el fontanero no sabrían manejarlos y se matarían nada más salir por la puerta del concesionario al volante del F1. Es mejor venderles un simple Renault Laguna, aunque no es una obra de ingeniería genial, cumple su función de maravilla para casi todo el mundo y todos podemos conducirlos.

Halo dijo...

a mi me encantan... siempre me toca la fase previa... la de definir menús... gestionar los contenidos y demás... y son personas pacientes... pacientes... muuuuuuuuuy pacientes...

Publicar un comentario