3:15 p. m.

¿Y tú de quién eres?

Publicado por Rosanna Hernández |


"De Marujitaaa" cantaban los No me pises que llevo Chanclas. Pero esa no es la cuestión que nos atañe. He llegado a la concusión de que las mesas de trabajo sólo pueden ser de dos formas: o una patena o un basurero.
  • Patena: la mesa siempre ordenada, todo cuadrado. Lo único que molesta a la vista es un post-it pegado en la parte de abajo de la pantalla con la contraseña del feisbuk
  • Basurero: ¿mesa? ¿Es que hay mesa debajo de todos esos papeles? Encima o delante de la pantalla hay una legión de muñecajos, los bolis se amontonan en los botes (funcionen o no) y los periféricos parece que tienen vida propia, porque nunca están donde los habías dejado.
Básicamente, es la eterna pugna entre la gente ordenada y los que somos como el Universo (apelativo que me puso mi marido cariñosamente): inmensos, inexplicables y expandiéndonos por todos los lugares (de la mesa en este caso). De esto hablaré más profundamente otro día.

Para que veáis a lo que me refiero, esta es mi mesa un viernes por la tarde. Concretamente un viernes de invierno (se ve el gorrito y cosillas de abrigo). Está claro de qué tipo soy ¿verdad?





Y vuestras mesas, ¿cómo son? Este es un experimento que ya se ha hecho otras veces, por ejemplo aquí y aquí, pero nunca está de más otro :D

De propina, esto:





4 comentarios:

chus dijo...

Ja, ja... así si que era dificil encontrar "tu dominio"... fuera de bromas, mi mesa, como la tuya, ¡pero lo encuentro TODO, TODO TODO!

Adrian E.G. dijo...

Me gusta la foto de Chuck Norris al lado del teclado :D

Señor Werty dijo...

Se parece un poco a la mía, aunque también tengo días patena hehe

sau2

Halo dijo...

patena, la mía es patena...

Publicar un comentario