7:44 p. m.

Casualidades

Publicado por Rosanna Hernández |



¡Qué casualidad!


Ahí nos tienes a mi ex-compañero de clase y a mí optando a la misma plaza pública en concurso de méritos; habiéndonos graduado el mismo año; y habiendo tenido experiencias vitales similares (formar una empresa, aunque él abandonó), a mí me dan una puntuación de 2.25/10 y a mi ex-compañero le dan un 5.95/10.

¿Será porque él trabaja ahora para un departamento del organismo en cuestión de forma externa? No, seguramente no...

Nunca conseguiré esa plaza ni cualquiera que se le parezca, así que voy a dejar de pagar las tasas y de perder el tiempo intentándolo. Total, luego llegará un enchufado y se la llevará por todo el morro. Y lo más gracioso de todo es que para ese trabajo lo que de verdad hace falta es una prueba de aptitud real y no un puñado de "méritos" escritos en un papel.

Por cierto, a otro ex-compañero en las mismas lides le han dado un 2.72, lo que me hace pensar aún más en la gran, gran casualidad de todo esto... ¬¬

PD. Necesitaba desahogarme...


3 comentarios:

Bewchy (SG) dijo...

si que huele a chamusquina...

Lorena dijo...

Qué injusticias hay que ver a veces, hija. Consuélate pensando que seguramente tus rodillas estarán más sanas que las suyas, ejem...

Ana R. dijo...

@Bewchy: se ve hasta el humo..

@Lorena: gracias por los ánimos, ya se me ha pasado el cabreo :D Me vuelvo a la sonrisa, como tú :*

Publicar un comentario