7:21 p. m.

Un millón de amigos

Publicado por Rosanna Hernández |



Acabo de clasificar la friolera de 1.190 "amigos" del usuario de Facebook de un cliente. Divertidísimo. Roberto Carlos no sabía lo que decía con eso de tener un millón de amigos... Esto me ha hecho pensar en la utilidad de las redes sociales, que todo el mundo da por supuesta pero que no todo el mundo comprende.

¿Para qué sirve un usuario de una red social?

Para hacer amigos, claro. Pero ¿qué ocurre cuando tus amigos son otras empresas? Que se dedican a lo mismo que tú, es decir, a promocionarse. Entonces la pregunta es...

¿Para qué sirve tener amigos?

Las alternativas son las siguientes:
  1. Para ser Roberto Carlos y llegar al millón (aunque el límite es de 5000) y volverte majara.
  2. Para restregarle a la competencia que tú tienes más (o que la tienes más grande, la red social, digo...)
  3. Para, inteligentemente, utilizar las conexiones que tienes con los "amigos" que más te interesan.
Un gallifante para el que haya elegido la respuesta nº 3 que, dicho sea de paso, es un pilar fundamental de las relaciones públicas.

Por eso es, no sólo recomendable sino obligatorio hacer las siguientes cosas:
  1. Asegúrate de quién quieres que sea tu "amigo": ¿de verdad un Dj va a beneficiar a tu negocio de SPA y terapias alternativas?
  2. Genera listas para agrupar contactos: Sí te cuesta acordarte de a qué se dedica tu cuñado, ¿crees que lo podrás hacer con 2354 personas/empresas?
  3. Haz limpieza periódicamente de tus "amigos". ¿Sabes ese tío pesado que te llama todos los fines de semana pero no le quieres ver y el tío sigue insistiendo? Pues aquí le eliminas y te aseguro que no volverá a mandarte un evento/e-mail en cadena/album de fotos. Tiene tanta gente a la que spamear que uno menos no se nota. Y a ti se te llenará menos el buzón de basura.
Y ¿qué hacer cuando ya lo tienes todo bien organizado? Es bien sencillo: utilizar el sentido común. Es decir:
  • No generes un evento de la empresa cada vez que los colegas vayáis a tomar café. La gente tiene sentido del humor, pero 30 mensajes nuevos en el correo cada mañana de cosas que no te interesan puede acabar cabreando al personal.
  • Cuando te inviten a un evento, acepta, declina o déjalo en suspenso. Si no vas a ir, incluye un mensaje deseando suerte. Así quedarás de puta madre (aquí se pueden decir tacos :D)
  • Realiza acciones especiales para grupos específicos de contactos ([modo sarcástico on] ¡oh! ¡tús públicos! Menos mal que Facebook ha venido a enseñarnos lo que son [modo sarcástico off]).
  • Si tienes tiempo, felicita a tus contactos por su cumpleaños. Todo el mundo tiene su corazoncito :)
  • Intenta que tu nombre no aparezca etiquetado en fotos comprometedoras o en composiciones aleatorias, ya que podrás aparecer como el "amigo perezoso de fulanito" y eso no le dará muy buen nombre a tu empresa...
  • Gestiona tu perfil de forma inteligente: da permisos especiales a aquellos grupos que más te interesen. Por ejemplo, a tus clientes no les dejes ver las fotos de la fiesta de Navidad donde todos salís doblados...
Y podría estar aquí hasta mañana, pero tengo que felicitar el cumpleaños a unos cuantos "amigos" ;)


P.D. Ahí queda uno de mis posts de enseñanzas varias. Se admiten otras sugerencias en los comentarios.
P.D.2: De propina, la canción del mentado Roberto Carlos, para el que no la conozca XD




4 comentarios:

Ros dijo...

para comunicar... el viejo modelo ha muerto y ahora nace no la información o la publicidad, sino la comunicación y el diálogo con el usuario.. que además y para dar más por saco, se convierte en generador de noticias y prescriptor... el es futuro y no podemos quedarnos atra´s....

Bewchy (SG) dijo...

Una sugerencia ENORME que puedo añadir (sobre todo porque mis alumnos "amigos" deberian acordarse):
- Cuidado con lo que pones en tu "status" que lo puede ver todos tus "amigos" asi que nada de: "me manda alguien las respuestas de la pregunta X?" or "acabo de salir de una reunion con el PESADO de la empresa X"

Lorena dijo...

Efectivamente, en ese sentido todos conocemos ejemplos que muestran que las redes sociales son peligrosas a la par que útiles. Así que mucho ojillo... Muy ilustrativa tu entrada, guapetona, me ha encantado. Un besote.

Ana R. dijo...

@Ros: El pasado siempre vuelve, aunque parezca algo nuevo, como las hombreras :D

@Bewchy: Me tomo nota. Esa para los despistados.

@Lorena: Y son peligrosas cuando tienes clientes que admiten indiscriminadamente a todos los contactos que ven :D:D:D

Publicar un comentario